miércoles, 26 de agosto de 2009

La cima.

 
Tenía los pies cansados, su energía disminuía a cada momento, sus piernas ya no respondían y su mente a punto de rendirse, su objetivo era solo uno, llegar a la cima, al objetivo;  iba tan concentrada en llegar que no se detuvo a ver el camino recorrido, la majestuosidad del paisaje alrededor las montañas vecinas vestidas con un velo blanco, los árboles que cada vez se veían mas lejanos, la pequeña cascada que formaba el deshielo de la nieve, no se detuvo a escuchar, a sentir, a vibrar con cada detalle  y al final cayó antes de llegar a su cima...

¿Cuántas veces nos concentramos tanto en llegar a algún estado o en obtener algo que no somos capaces de detenernos a observar todo lo que hay a nuestro alrededor, a disfrutar cada detalle, a reflexionar sobre cuanto hemos crecido, cuanto nos ha costado. ¿Hace cuanto no te llenas de lluvia sin prisas? ¿Cuándo fué la última vez que apagaste las luces para ver las estrellas? De vez en cuando es sano hacer un alto, observar, reflexionar, y sobre todo disfrutar lo que tenemos sin pensar en lo que nos falta por conseguir...Disfrutemos la majestuosidad del camino hacia nuestra cima personal.

Escuchando: Regina Spektor - Raindrops
Foto:  Amanecer frente al Popocatepetl. Noviembre 2008. By. Marian

2 comentarios:

Enrique dijo...

Ya no sé cómo me llamo....

Yo me detengo TODOS los días para poder ver las estrellas... alguien me dijo que viera la luna cada que me acordara de ella y la veo a diario, bueno, no diario, pero si cada que la luna sale.

Te quiero mucho morrita my baby, me encantan tus blogs y tu forma de escribir.

Te mando besos y abrazos, y no te sorprendas si proximamente me ves por allá =)

Enrique
.:: PhYsEr ::.

Anónimo dijo...

Tienes razón pero bueno es que a veces nos enfrascamos con la realidad y no vemos al rededor, es importante ver la simpleza de la vida... Saludos! _:O) re lindo tu blog prima....!!